Sentencias

Sentencia TS 4419/2018, de 28 de noviembre de 2018: Doble escala salarial

By 27 febrero, 2019 No Comments

El TS ratifica la sentencia de la Audiencia Nacional, que declaró nula la regulación del complemento de antigüedad de un convenio colectivo, dado que constituía una doble escala salarial fundada, exclusivamente, en la fecha de contratación.

El meritado convenio colectivo establecía un criterio diferente a efectos de retribución del complemento de antigüedad: se pagaría la misma por trienios o quinquenios, en atención a si el trabajador se había incorporado a la empresa antes o después del 12 de septiembre de 1995.

Así las cosas, la Audiencia Nacional declaró la nulidad del artículo en cuestión, al considerar que el mismo vulneraba flagrantemente el derecho a la igualdad reconocido y protegido en el artículo 14 de la Constitución Española. En vía de recurso de casación para la unificación de la doctrina, la cuestión litigiosa radicó en establecer si es válida una doble escala salarial para la percepción del complemento de antigüedad por la única circunstancia de la fecha de ingreso en la empresa.

La Sala Cuarta del Tribunal Supremo recuerda ha venido admitiendo la posibilidad de que el convenio colectivo establezca diferencias en el trato de los trabajadores si dichas diferencias son razonables, objetivas, equitativas y proporcionadas, estando el convenio colectivo facultado para establecer
determinadas diferencias en función de las particulares circunstancias concurrentes en cada caso.
 
En el supuesto concreto, señala el Tribunal, las diferencias que en su día avalaron la legalidad del artículo del convenio estaban justificadas por las circunstancias del sector. No obstante, esas circunstancias históricas, que tienen su origen en el año 1995, no pueden seguir manteniéndose indefinidamente para seguir justificando unas diferencias retributivas 20 años después, e incluso de manera permanente, por el hecho de que se siga reproduciendo en los sucesivos convenios colectivos el mero y simple tenor
literal de aquellos preceptos convencionales.

Por tanto, concluye la Sala, “corresponde a la empresa acreditar la concurrencia de circunstancias actualizadas que justifiquen adecuadamente el mantenimiento de esa desigualdad retributiva en razón de la fecha de ingreso”, cosa que no sucedió en el supuesto en cuestión.

ver Sentencia TS 4419/2018