Sentencias

Sentencia TS 4257/2019, de 12 de diciembre de 2019

By 4 febrero, 2020 No Comments

LA FALTA DE LLAMAMIENTO DE LOS FIJOS DISCONTINUOS A LOS EFECTOS DEL DESPIDO COLECTIVO

Una trabajadora fija-discontinua que no fue llamada para trabajar en el año 2013, presentó demanda de despido nulo, puesto que, aunque presentaba una demanda individual, entendía que su despido se había producido en el marco de un conjunto de despidos de trabajador con relaciones análogas a la suya para los que no se habría seguido el procedimiento de despido colectivo.

Tanto el juzgado de instancia como la Sala de Suplicación (TSJ de Murcia) aunque estiman la pretensión de improcedencia del despido, rechazan la nulidad del mismo tanto por entender que al tratarse de fijos-discontinuos no procedería el procedimiento de despido colectivo, ya que el no llamamiento no conllevaría necesariamente la extinción de la relación laboral sino una alteración de los periodos de prestación de servicios, como porque, en el caso de que se trataba, la falta de llamamiento se había producido como consecuencia de un acuerdo de fin de huelga, de manera que, en cualquier caso, la petición de nulidad “resulta contraria a las exigencias de la buena fe”

El Tribunal Supremo, casa la sentencia, afirmando que el no llamamiento de los fijos-discontinuos constituye un despido a los efectos del cómputo numérico de los despidos colectivos y, sentado lo anterior, alcanzados dichos límites numéricos, el Estatuto de los Trabajadores es claro en sancionar con la nulidad los despidos o extinciones de contrato que no hayan seguido la tramitación colectiva de forma automática sin que sea posible valorar elementos concurrentes o causantes de la extinción, como el acuerdo de fin de huelga, para evitar dicha nulidad; y que la misma consecuencia se predica aun cuando la impugnación de la extinción sea individual, al margen de la existencia o no de impugnaciones colectivas.

ver Sentencia TS 4257/2019