Sentencias

Sentencia TS 790/2019, de 21 de febrero de 2019

By 1 mayo, 2019 No Comments

Se plantea el Tribunal la cuestión de si los sindicatos tienen derecho a tener una cuenta de correo electrónico en el dominio de la empresa, así como una partición en el disco web de la misma.

Realiza en primer lugar, el Alto Tribunal, una amplia síntesis de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional en la materia que puede resumirse en los siguientes extremos:

-Entre las cargas asumidas por la empresa no puede incluirse la obligación de crear una herramienta de comunicación electrónica para facilitar esa actividad sindical.

-No obstante, siendo preexistente esa herramienta en la empresa, la negativa de la empresa a su uso por los sindicatos vulnera el derecho a libertad sindical, siempre que con la utilización que de ella haga el sindicato no se perturbe la actividad normal de la empresa, no se perjudique el
uso empresarial preordenado para la herramienta, ni se pretenda que prevalezca el uso sindical y que no suponga imponer a la empresa una carga que no se encuentre expresamente prevista en el ordenamiento jurídico, significativamente, la asunción de mayores costes.

También plantea el Supremo que la mayor o menor implantación del sindicato a los efectos dispuestos en los arts. 8 y 10 LOLS podría eventualmente justificar esa negativa empresarial (por ejemplo, en el caso extremo de que el sindicato carezca de la más mínima implantación en la empresa y pese a
ello pretenda utilizar los medios electrónicos de comunicación existentes en la misma). Se añade además que la carga de probar las dificultades,  interferencias o costes que pueda suponer el uso de esos medios a los sindicatos o secciones sindicales corresponde a la empresa, ahora bien, en caso
de conflicto, acreditados por la empresa estos elementos debe primar el interés de la empresa por tratarse de una herramienta configurada para la producción; y, del mismo modo, se establece que el empleador puede adoptar las medidas y disponer lo necesario para regular y acomodar su utilización a las necesidades empresariales, armonizando unos y otros intereses. Todo ello a salvo de lo que pudiere haberse establecido mediante la negociación colectiva.

ver Sentencia TS 790/2019