Sentencias

Sentencia AN 71/2019, de 24 de mayo de 2019

By 1 julio, 2019 No Comments

¿SOBRE QUÉ CONCEPTOS DE AQUELLOS QUE PERCIBEN LOS TRABAJADORES DEBEN COMPUTARSE A EFECTOS DE ALCANZAR EL SMI?

En esta sentencia se le plantea a la Audiencia Nacional un conflicto colectivo por parte de varios sindicatos pretendiendo que los trabajadores perciban un sueldo base de 900€ en catorce pagas, es decir, 12.600€ anuales, a los que habría que adicionar los complementos salariales fijados en el convenio, respecto de los cuales se establece que no son compensables ni absorbibles, y la prima de producción, respecto del cual, además, se alega que retribuye un mayor esfuerzo por lo que no cabe compensarlo o absorberlo con el SMI.

Basan su pretensión los sindicatos en el redactado de los artículos 2 y 3 del Real Decreto 1462/2018, que establece que puede dar a entender que a los 900€ del SMI deben adicionarse los complementos.

No obstante, la Sala rechaza esta pretensión con los siguientes argumentos:

En primer lugar, que esa interpretación literal que pretenden los sindicatos pugnaría frontalmente con la finalidad del salario mínimo interprofesional, que consiste ofrecer una garantía salarial mínima a los trabajadores por cuenta ajena, quienes tienen derecho a percibir en cómputo anual, por todos los conceptos, la cantidad de 12.600 euros.

Continúa diciendo que la estimación de dicha tesis tendría un efecto multiplicador sobre todos los convenios colectivos cuyos salarios bases fueran inferiores al SMI, que se convertiría en salario base. Lo que modificaría radicalmente su naturaleza jurídica y volaría el papel de la negociación colectiva, siendo el Gobierno el que decidiría el importe de los salarios base.

Se dice también que sería contraria al mandato del artículo 27.1 ET de que la revisión del SMI no afecte a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales cuando estos sean superiores.

Así como que discriminaría a los trabajadores, cuyos convenios o contratos utilicen el salario mínimo interprofesional como referencia a cualquier efecto, puesto que el salario mínimo interprofesional, que se les aplicaría, sería menor que el de los trabajadores, cuyos convenios o contratos no utilicen como referencia al SMI, y supondría, en la práctica, la quiebra del efecto igualitario básico perseguido.

Por último, tras una mención al objetivo perseguido por el Comité de Derechos Humanos, que no parece un argumento de peso para decidir la controversia, se establece la indiferencia de la calificación de los complementos como no absorbibles ni compensables, pues dicho impedimento se referiría únicamente a las revalorizaciones hechas por vía del propio convenio.

 

ver Sentencia AN 71/2019