Noticias

Límites a la inembargabilidad del salario mínimo interprofesional

By 11 diciembre, 2019 No Comments

  El pasado 26 de septiembre, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo dictó un auto en el que, indirectamente, resolvía sobre los límites a la inembargabilidad del Salario Mínimo Interprofesional. 

  La resolución se origina en un recurso de casación frente a una sentencia de un juzgado de los de lo Contencioso-Administrativo que entendía que los remanentes de la cuenta bancaria de un deudor tributario, provenientes de una pensión no contributiva, eran inembargables, pronunciándose contra el acto de la administración que las había embargado. 

  Esta interpretación conllevaría, igualmente, que un trabajador que cobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y que consiga ahorrar mes a mes parte del mismo, viera como esos ahorros son también protegidos como bienes inembargables.

  Ante esta situación, el órgano administrativo encargado de la gestión tributaria, recurrió en casación para encontrarse con que la Sala del Supremo entendió que el recurso no era procedente y, por tanto, acordó la inadmisión del mismo, puesto que dada la claridad del precepto se hacia innecesaria cualquier interpretación jurisprudencial al respecto, y que “-indudablemente- existen sentencias que, aun siendo erróneas, conllevan vulneraciones jurídicas que no presentan interés casacional alguno, siendo así que en tales casos no resultará imprescindible -y ni tan siquiera conveniente- un pronunciamiento de esta Sala”, reseñando, por tanto, que pese a la incorrecta solución que alcanza el juzgado de instancia, no cabe un pronunciamiento sobre el fondo.

  Así, la Sala, tácitamente, señala que la interpretación, si es que se puede llamar así, correcta, sería la que refiere que esos ahorros provenientes de la percepción del SMI, si serían embargables ante la literalidad del precepto aplicable (171.3 Ley General Tributaría): 

  • Cuando en la cuenta afectada por el embargo se efectúe habitualmente el abono de sueldos, salarios o pensiones, deberán respetarse las limitaciones establecidas en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, mediante su aplicación sobre el importe que deba considerarse sueldo, salario o pensión del deudor. A estos efectos se considerará sueldo, salario o pensión el importe ingresado en dicha cuenta por ese concepto en el mes en que se practique el embargo o, en su defecto, en el mes anterior.

  En resumen, lo inembargable es, estrictamente, el último importe ingresado en la cuenta bancaria, pero no los remanentes de dicho ingreso una vez que se ha producido el ingreso del mes siguiente.