Noticias

Un juez de Pamplona establece que el permiso laboral por fallecimiento de un familiar comienza al día siguiente

By 1 julio, 2019 No Comments

En un principio podría pensarse que el pronunciamiento está en línea con la reciente sentencia 68/2019 de 23 de mayo, de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, que se refiere, exclusivamente, al hecho de que, pese a establecerlo así el Convenio, el primer día de disfrute de los permisos denominados “cortos” no puede ser el propio día en que tiene lugar el hecho causante, pues de este modo, se impediría que los trabajadores disfrutaran de la totalidad del permiso previsto.

defunción familiarNo obstante, la sentencia del social de Pamplona, fija las siguientes reglas para el cómputo de los permisos familiares: que debe iniciarse al día siguiente, al margen de que sea o no laboral para el trabajador, salvo que el empleado ya se hubiera ausentado el mismo día (por tanto, aquí, en clara discrepancia con lo establecido por la AN en la sentencia mencionada, así como con la doctrina que parecía estar sentando la Audiencia Nacional al entender que los permisos “cortos” inician el siguiente día hábil al hecho causante); que se realiza por días naturales, y no por días laborales; que iniciado el permiso no se interrumpe y se desplazan los días para el disfrute posterior por el hecho de que los siguientes coincidan con días que no son laborales; y que los convenios colectivos deben respetar estas reglas legales de derecho necesario mínimo, pudiendo sólo mejorarlas.

En la resolución, el juez resuelve un conflicto entre el trabajador, que cogió dos días de permiso (lunes y martes), y la empresa, que consideró que debió disfrutar del permiso el día del fallecimiento (domingo) y día siguiente (lunes), por lo que le descontaron en la nómina el salario de un día.

En el juicio, se dirimió cómo debe disfrutarse un permiso por el fallecimiento de un familiar de segundo grado de consanguinidad, cuando el suceso se produjo en día festivo.

La defensa del trabajador consideró que el inicio del permiso de dos días naturales que le correspondía debía situarse al siguiente día laboral, en su caso el lunes, con la consecuencia de que tendría derecho a disfrutar el permiso por fallecimiento los días hábiles siguientes, dado que el fallecimiento tuvo lugar en día inhábil (domingo).

La empresa, en cambio, interpretaba que los dos días de permiso que le correspondían eran el domingo y el lunes.

Respecto del cómputo de los días de permiso, como hemos dicho, la sentencia resuelve que debe efectuarse por días naturales teniendo en cuenta que la finalidad del precepto no consiste en relevar del trabajo, sino en permitir que el trabajador atienda otras obligaciones, al margen de si se trata de días laborales o no.

Además, tratándose de computar un plazo en el seno de una relación claramente privada, como es la derivada del contrato de trabajo, se debería realizar el cómputo por jornadas naturales, sin exclusión de festivos, tal y como dispone el art. 5.2 del Código Civil.

apoyo